Alojamiento Kubernetes de First Colo

Potente y muy flexible.

Servicio de Kubernetes de First Colo

Kubernetes simplifica la instalación de arquitecturas de microservicio y permite escalar fácilmente aplicaciones y clústeres. Como especialista en servicios gestionados, First Colo ofrece un clúster de Kubernetes completamente gestionado. ¡Convénzase personalmente de las ventajas de un entorno íntegramente gestionado!

Kubernetes

Kubernetes es un sistema de orquestación de código abierto que permite la operación automatizada de los denominados contenedores. Sirve de plataforma para la facilitación y la explotación de determinadas aplicaciones en los contenedores. En este sentido, Kubernetes administra toda la gestión del ciclo vital de este contenedor y usted, como usuario, puede establecer cómo se ejecutan y cómo interaccionan las aplicaciones.

Tal y como revela su nombre, también estos contenedores son un tipo de recipiente. Por ejemplo, en un recipiente así se puede guardar de forma aislada una aplicación, incluidas todas las dependencias. El resultado es una imagen de contenedor que almacena la aplicación íntegra en un tamaño mínimo. Así, la aplicación en el contenedor se puede transportar muy fácilmente y desplegarse luego en diferentes emplazamientos. Los contenedores necesitan menos recursos informáticos que las clásicas máquinas virtuales y garantizan que la aplicación tenga una independencia mucho mayor del entorno subyacente.

Container-Schaubild

Ventajas de la contenerización

Aislamiento

Los diferentes contenedores están estrictamente separados en todo momento. Por ello, una imagen de contenedor nunca puede acceder a los recursos de otro contenedor, mejorando así la eficiencia de los recursos informáticos subyacentes.

Peso ligero

Una imagen de contenedor funciona perfectamente sin sistema operativo y sin núcleo propio, por lo que es mucho más dinámica que otras máquinas virtuales y puede transportarse e instalarse con mayor rapidez.

Pruebas

Si un contenedor no funciona correctamente o debe ser actualizado, puede demolerse rápidamente y, dado el caso, volver a construirse con la misma rapidez. Esta es una función óptima para entornos de pruebas.

Flexibilidad

Una imagen de contenedor puede utilizarse como modelo de arquitectura para los contenedores existentes. Con su ayuda se pueden escalar aún mejor las aplicaciones que se están ejecutando.

Independencia de emplazamientos

Dado que todas las dependencias de la aplicación se encuentran también en el contenedor, no hay ningún problema para desplegar la imagen de contenedor en cualquier lugar. De este modo, es posible sustituir las prestaciones locales.

Velocidad

Teniendo en cuenta que cada contenedor funciona de manera autosuficiente como proceso aislado, la duración del programa es mucho menor. El tiempo necesario para iniciar y detener las aplicaciones se reduce así a un mínimo.

¡Empiece a utilizar Kubernetes hoy mismo!

Ventajas del uso de Kubernetes

Por lo general, las aplicaciones se componen de varios contenedores, distribuidos por diferentes sistemas host virtuales y físicos. Kubernetes ayuda a gestionar una estructura de este tipo, para lo que agrupa varios contenedores en un «pod» y le añade así al entorno un nivel de abstracción adicional. Esto ayuda a planificar cargas de trabajo y simplifica la conexión interna y la conexión a otros servicios como el de almacenamiento.

Kubernetes también recurre a la gestión de configuración declarativa. Desglosado, esto significa que se muestra en todo momento el estado final deseado del sistema que, al mismo tiempo, se compara con el estado actual. A continuación, se pueden ejecutar automáticamente los pasos necesarios para alcanzar el resultado deseado.

Como solución de código abierto, Kubernetes cuenta con una enorme comunidad de desarrolladores, que se encargan del mantenimiento y la ampliación de las funciones. Además, existen numerosas integraciones y complementos compatibles con la arquitectura de aplicaciones. Todo ello genera cada vez más espacio para nuevas funciones y la solución no deja de mejorar.

Kubernetes

Clúster de Kubernetes completamente gestionado: a la medida de su modelo empresarial

Clúster de Kubernetes dedicado

A petición, incluimos un clúster de Kubernetes en una solución de servidor dedicado dentro de nuestra infraestructura. Todos los servidores dedicados se conservan en una zona separada dentro de nuestro centro de procesamiento de datos a la que solo pueden acceder trabajadores autorizados.

Kubernetes en la nube privada

Para entornos más pequeños o proyectos de pruebas, los clientes pueden obtener un grupo de recursos propio del clúster de virtualización operado por nosotros. Para ello no se necesita un hardware ni un espacio de rack propios y los recursos pueden ampliarse en cualquier momento con total flexibilidad.

Nuestro estándar: independiente de soluciones

Todas las máquinas virtuales dentro del clúster de Kubernetes se operan en ambas soluciones en modo de alta disponibilidad, lo que ofrece una seguridad contra fallos adicional e incrementa la disponibilidad. Así se puede actualizar la infraestructura fácilmente y sin lapso de inactividad.

La conexión al grupo de almacenamiento se realiza en base a Ceph. Aquí se depositan los datos con triple redundancia y el clúster de Ceph ofrece diversas opciones de integración mediante interfaces con compatibilidad nativa. El almacenamiento tiene una conexión de al menos 10 Gbit y utilizamos al 100 % una memoria SSD. Todos los datos se procesan en nuestros centros de procesamiento de datos con certificado DIN ISO 27001:2013 conforme al RGPD. Para una protección adicional, los datos también pueden conservarse mediante backup externo. En cualquier caso, el emplazamiento de los datos es Fráncfort del Meno.

Estaremos encantados de ayudarle a elegir la solución adecuada y seguro que encuentra la infraestructura perfecta para sus necesidades. ¡Concéntrese por completo en su actividad principal y deje que seamos nosotros quienes nos encargamos de la administración de su clúster de Kubernetes!