Alojamiento en la nube en base a Proxmox VE

La solución escalable de alojamiento en la nube con hardware dedicado.

Virtualización empresarial con Proxmox VE

Como solución de código abierto para la virtualización empresarial, Proxmox reúne el hipervisor KVM, Linux Container (LXC), así como almacenamiento definido por software y funciones de red en una única plataforma de alto rendimiento.

Escalabilidad de alta disponibilidad

Gracias a la combinación de las dos tecnologías de virtualización, KVM y LXC, Proxmox VE le ofrece un alto grado de escalabilidad, así como una alta disponibilidad, y gracias al diseño Multi-Master elimina también Single Points of Failure (SPOF).

El HA Manager integrado supervisa además todos los contenedores y máquinas virtuales en todo el clúster e informa de inmediato en caso de fallo de uno de los nodos.

La interfaz de usuario centralizada simplifica también la operación de contenedores y máquinas virtuales con funciones basadas en la web como CLI y «REST-like» API, así como la migración en tiempo real sin periodos de inactividad.

Ventajas de introducirse en el clúster Proxmox VE de First Colo

Consolidación de servidores y recursos informáticos

Máxima disponibilidad y rendimiento

Opciones de escalabilidad sencillas y versátiles

Bajos costes de infraestructura

Flexibilidad mediante cómodas APIs y GUIs

Configuración sin esfuerzo y con la máxima seguridad

Con la ayuda de servicios previamente integrados, como cortafuegos, replicación de almacenamiento, servidor de autenticación, así como backup y restauración, Proxmox VE reduce la complejidad de su configuración de red y permite un acceso seguro.

Con funciones como macros de cortafuegos, grupos de seguridad y sets de IP, el cortafuegos Proxmox VE ofrece una protección óptima para su infraestructura virtual. Como solución distribuida, el servicio de cortafuegos trabaja en cada nodo de su clúster. Así se obtiene un aislamiento completo entre las máquinas virtuales y, al mismo tiempo, el cortafuegos ofrece mayores anchos de banda que una solución centralizada. Gracias a la absoluta compatibilidad con IPv4 e IPv6, se produce siempre un filtrado del tráfico de datos para ambos protocolos y no es necesario mantener de manera independiente las reglas del cortafuegos.

Las máquinas virtuales en un clúster siempre pueden compartir un puente de red. Básicamente, todos los clientes programarían en el mismo switch y, de este modo, podrían comunicarse entre sí sin problemas. Para una mayor flexibilidad, Proxmox VE ofrece tanto agregación de VLAN como de red, lo que permite crear redes virtuales complejas dentro del clúster.

Una administración en base a roles y varias fuentes de autenticación garantizan un alto grado de seguridad en el acceso a su clúster. Además de contar con un servidor de autenticación previamente integrado, Proxmox V es compatible con Linux PAM, LDAP y Microsoft Active Directory. A fin de evitar por completo los accesos no autorizados, puede recurrir a una autenticación de dos factores.

Crecimiento de datos sin concesiones mediante almacenamiento definido por software

Tanto si se trata de un almacenamiento local, como compartido o distribuido, el modelo de almacenamiento definido por software Proxmox VE es muy flexible y compatible con todas las tecnologías de almacenamiento para Debian Linux a nivel de bloque, objeto y archivo.

Las máquinas virtuales en almacenamiento compartido (FC, ISCSI, NFS) pueden migrar en funcionamiento, sin tiempo de inactividad. Dado que todos los nodos en el clúster tienen siempre acceso directo a la imagen de disco de la máquina virtual, no es necesario duplicar los datos y la migración se agiliza notablemente.

Para el almacenamiento de objeto en Proxmox VE, utilizamos exclusivamente la solución de almacenamiento de compatibilidad nativa Ceph. Con las interfaces Ceph RBD y CephFS, el almacenamiento se integra directamente en su nodo de clúster y toda la gestión se lleva a cabo a través de una GUI intuitiva. Los datos se guardan siempre replicados tres veces y nuestro propio clúster de Ceph permite contar con unas tasas de transferencia de hasta 2 gigabytes por segundo.

La pila de replicación de almacenamiento (ZFS) es, sin duda, el tipo de almacenamiento más avanzado cuando se trata de réplicas de datos e instantáneas. Tanto las imágenes VM como datos de contenedores se ejecutan en el backend siempre en base a ZFS. La pila de replicación de almacenamiento aumenta la disponibilidad de datos empresariales críticos sin recurrir al almacenamiento compartido y, al mismo tiempo, minimiza las pérdidas de datos por replicación asincrónica, así como la función «live snapshot backup».